24.5.10

Gatillazo a la cabeza

Así anunciaban las calles de Santiago lo que estaba por venir. 10 años separaban el momento desde que escuche su primer cassette hasta el momento que estaba por tenerlos al frente.


Se apagan las luces y suena al fondo la música del Padrino. Sobre el escenario se observa que giran unas últimas perillas, y abajo todos ponen lo que queda de su vaso en la garganta. Al encenderlas cada quien está ocupando sus posiciones y al primer manotazo de Txiki a la guitarra, Evaristo vocifera lo que lo que continuando las siguientes 2 horas fue punk puro y duro.

No está contenida per se la densidad, la ternura y el conocimiento en las formas más suaves y elaboradas. La Polla es fuerza, es simpleza, y también lo anterior. Es la política, la rabia, el trabajo, la amistad, el odio, la sociedad, el amor. Todo arte trascendente contiene otro, y Evaristo guardo entre la música de esas guitarras que estallan la historia de un país con toda la inteligente ironía que pudo.

Evaristo hizo toda la literatura, la historia y la filosofía que los literatos, historiadores y filósofos de su generación no hicieron. (Ya lo han hecho también los argentinos con una generación que nada tiene que ver con el punk y que aun está en auge). Quien encuentra estupidez y tonta juventud en el punk, está viendo únicamente un reflejo en la superficie de un lago, bajo la cual esta nadando más de un cocodrilo que podría arrancarle su cabeza.

Creo firmemente que Evaristo es mucho mas punk que Sid y Jhonie, y que la Polla en todas sus reencarnaciones es la banda de punk (en lo que punk puede entenderse) más grande que haya existido. Y yo estuve allí para verla.

¡!!Voy a ser el rey de Roma o el alcalde de Pamplona o el payaso que dispare sobre ti/entrare en otra persona, o en los huevos de Mahoma da lo mismo quiero estar fuera de mi!!!

1 comentario:

  1. muy bueno el post!! ese viaje si ha dado buenos frutos!!!

    ResponderEliminar