15.9.10

Resumen de 15na septembrina

  1. No tengo nada que ver con oriente. No creo que el budismo ni la meditación puedan tener cabida entre las personas que deben tomar los buses que transitan diabólicamente esta ciudad. Nunca he podido ni siquiera contar hasta diez cuando me desespero. Aun así, hace algunos días que estoy pensando en hacer un voto de silencio. Si, una semana por lo menos. A lo mas responder “si” , “no”, para llamadas a comer, pagos en taquillas y demás.
    Mientras pensaba en ello, M.P posteo en su blog esto, que me hizo deslizar suavemente las rodillas y contemplar, conmovido, la sabiduría y belleza que la naturaleza cifra en algunos seres (Agradecido M.P):

    Existe la vieja creencia de que los cisnes comunes (Cygnus olor) son completamente mudos durante el transcurso de sus vidas. Es solo en el momento en el que saben que van a morir, cuando interrumpen el silencio y cantan, por primera y única vez; mudos hasta que entonan el preludio de su propio funeral.
  2. Piacere!!! No me echaron de clase de italiano!!! El cupo era para 40 personas y estábamos asistiendo 70!!! Es decir existíamos 30 que no teníamos matricula y que debíamos poner un pie fuera. (Graduarse no es negocio!!! No tenés trabajo, pero tu universidad te trata como si fueras un profesional, y te suspende bibliotecas, deportes, restaurante, y cupos en clases!!! Además me informaron que no siendo estudiante el servicio médico al que tenia derecho por mi padre, tiene como fecha límite mi cumpleaños 25 (¿¿¿y aun así hay gente que quiere andar celebrando los putos cumpleaños y los recontraputos grados???)). Por fortuna 25 de esos 30 temieron por su dignidad y huyeron antes de que los despidieran de manera pública. Quienes no la tenemos (una demostración más de que no hay nada más inútil que dignidad) entramos a la última clase, y a la salida recibimos el “siendo a lo más 5 que problema va a haber!” VIVA LA UNIVERSIDAD PUBLICA!!! ABAJO LA DIGNIDAD!!!
  3. G me he hace llegar al correo nuevamente un poema que me mata y que conocí hace ya varios años por D (me iba llegando a trozos por sms (forma por la que aun tengo una debilidad señoritera), en esa época en la que aun jugábamos con D a sorprendernos):
    RECICLANDO
    (Piedad Bonnet)
    Cuando papá en un ataque de rabia mató al
    gato,
    a mi gato Bartolo
    porque metió la cola entre su caldo
    y porque
    ya era viejo y no cazaba como debía ratones
    y además era caro mantenerlo,
    cuando papá borracho lo mató con sus manos,
    hubo una gran algarabía en
    casa.
    Vinieron todos, todos;
    mi hermana dijo: guárdenme los ojos
    para un par de zarcillos, y Martino,
    nuestro vecino, se pidió las
    tripitas
    – sirven para hacer cuerdas de violín –
    y mi mamá, que al
    principio lloró, lloró conmigo,
    quiso la piel
    para ponerle cuello a su
    chaqueta,
    y los bigotes
    se los pidió mi hermano Eladio el que mecánico,
    y los cojines de sus patas fueron
    lindos alfileteros
    para la bruja
    gorda que vive atrás del patio
    y es modista.
    Lo que sobró lo hirvieron
    con sal y con cebolla.
    Se lo dieron a Luis, que duerme en nuestra calle,
    pues también sirve el caldo de gato para el hambre.
    Yo me pedí los
    huesos.
    Uno a uno los muerdo delante del espejo de mi hermana
    porque
    dijo mi abuela
    que al morder el que toca se vuelve uno invisible.
    Días después, D puso por una semana el libro en mis manos (Tretas del débil, de Piedad Bonnet) y me encontré además con este otro que también fue quedando entre los queridos:
    OFERTORIO
    (Piedad Bonnet)
    Como un regalo acepto tu silencio,
    con
    todo
    lo que contiene su rigor de roca.
    Con todas las preguntas que caben
    en su círculo,
    su arañazo, su lágrima
    y su vientre
    de tambor que
    golpeo
    y donde sólo el golpe me responde.
    Como algo que es,
    que no
    puede no ser
    acepto tu silencio.
    Con todo lo que tiene de respuesta,
    de grito figurado, de impotencia,
    de palabras cosidas con largos hilos
    falsos.
    Porque todo
    lo que un hombre quiere soñar cabe en el puño
    cerrado del silencio.
    Te ofrezco a cambio
    todo el silencio que tu
    oído pide,
    que tu corazón pide,
    y de puntillas
    salgo de ti.
    (Yo, que siempre he creído en las palabras)
    Más días después, D desapareció. Quizá desaparecimos. Aunque ahora seamos efímeros espectros para el otro, Bartolo aún muere a mi lado.
  4. Hay quienes deciden leer el horóscopo, las cartas o el tabaco, y encontrar en ello cual es el oráculo de los dioses (que se supone coincide casi siempre con el de un amariconado con un traje como para salir a explorar las galaxias) para nuestra semana. Bueno, pues para demostrar que 16 semestres de universidad no me vienen en vano, he encontrado uno técnica paralela: yo leo los huevos!!!Mi desayuno (cero saludable, como debe ser!!!) consiste siempre en 3 huevos. Sin ninguna magia elaborada (pa que vean como soy un hombre sencillo: pa que shit me voy a poner con un poco de cartas ilegibles o a dejar la casa inundada de humo!!!) la lectura consiste en tirarlos al sartén y ver qué cara te hacen. Como este es un estudio serio, he corroborado científicamente por dos semanas los resultados de la técnica: 78% verídica!!! (Quien me pueda recomendar un Review al que pueda enviar los resultados que me lo notifique!!!)
  5. Mi barrio es una caja de sorpresas. Asomo la cabeza hace unos días por la ventana, y encuentro lo que debe ser el auto de uno de los más grandes creativos (que no me le vea Coca-cola el carro al hombre, porque le va plagiando la idea) de todos los tiempos!!! ¿Cómo hay todavía quienes por ahí se andan ganando gastritis dedicándose detestar las religiones, si nos dan ideas tan grandes como éstas?

PDT al punto 1: a M.P la conocí M hace algunas semanas en B. La vi dos días en ambientes dispares. En el primero, tratábamos de que el performance de dos personas que se movían guiadas por su 0.38% de contenido tropical (y que las separaba más de un metro de estatura), pudiera parecer el baile de una pareja cualquiera en una discoteca (según pude percatarme, a medida que Bacardi se iba acabando, la gente tenía un sentido más amplio de la estética, y lo íbamos logrando!!! ). En el segundo M ejercía de madre de M.P y mezclábamos la tarde entre opiniones a un libro de fotografía (que parecía más bien ser un capitulo extraviado de un tomo de metafísica de algún alemán) y los temas de Fito en el DVD (pirata!!!, y eso que M es lo que yo puedo considerar millonaria!!!) de Euforia (en el que descubrimos, tras una apreciación musical delicadísima, que Fito se ha hecho ortodoncia y quizá algunos retoques de nariz).

1 comentario:

  1. me siento tentado a empezar a hacer un desayuno como el tuyo..

    ResponderEliminar